top of page

Las mejores formas de hacer rendir tu güid


¿No te dura tu Lion Ganjah tanto como te gustaría? Desde la microdosificación hasta los comestibles, aquí tienes nuestras 13 formas favoritas de hacer rendir tu necte. ¿Tienes un presupuesto bajo? Si es así, es probable que estés buscando la manera de hacer que tu hierba dure más. A continuación, te mostramos algunas de nuestras formas favoritas y más rentables de fumar marihuana, con las que harás que tu material dure más tiempo.


1. Busca promos o descuentos

Esto es fundamental; si quieres fumar marihuana de manera eficiente, dedica un tiempo a buscar las mejores ofertas. Si vives en México, checa varias páginas para encontrar tus variedades favoritas a precios asequibles. Y si ya tienes tu necte de confianza, infórmate sobre sus promos de temporada o pregunta por algún descuento de cliente frecuente.

2. Optimiza tu trip

El primer paso para optimizar tu trip es saber cuándo empezar a fumar. Si fumas para relajarte, reserva tu mota para las tardes/noches u otros momentos en los que te puedas desconectar sin sentirte culpable. Si, por el contrario, prefieres fumar y realizar actividades creativas/productivas, encuentra el mejor momento del día y la variedad más adecuada para disfrutar de esa experiencia.

También puedes optimizar tu trip almacenando el cannabis de forma correcta (para potenciar la conservación de terpenos y cannabinoides), y combinando la hierba con determinados alimentos y actividades que ayudan a aumentar sus efectos (como hacer ejercicio o comer un manguito natural unos 40 min antes del fume).


3. Comprar tu hierba a los proveedores adecuados (o mejor aún, cultívala tú mismo/a)

Fumar marihuana de manera eficiente no significa renunciar a la calidad y tener que consumir una hierba mediocre. En lugar de eso, asegúrate de obtenerla de proveedores fiables. Si tienes la suerte de conocernos pues ya la llevas de gane homs. La hierba de fuentes conocidas garantiza que siempre disfrutes de tu material, en lugar de acabar con un cannabis que no se adapta a tus preferencias.


Si quieres ir un paso más allá para conseguir una hierba que sea rentable, empieza a cultivar tu propia marihuana. Aparte de ser un inmenso placer y una estupenda forma de conectar con esta planta ancestral, cultivar tu propia mota es bastante más barato que comprarla. Además, el cultivo te permite probar una amplia gama de variedades, y no solo las que estén disponibles en tu necte local.


4. Compra/Cultiva variedades potentes

Otra forma de conseguir que la marihuana te salga más barata es invertir en variedades potentes. Esto es especialmente conveniente si consumes hierba a diario y tienes una tolerancia alta. Las variedades de mayor potencia contienen más cannabinoides y terpenos, lo que significa que tendrás que consumir menos hierba para lograr el efecto que buscas.


5. Prueba la microdosificación

Aunque a algunos fumadores les encantan los efectos de las dosis altas de marihuana, otros prefieren todo lo contrario. Si perteneces a este último grupo, microdosificar la marihuana puede ser una excelente forma de disfrutar de tu hierba y, al mismo tiempo, hacer que tus provisiones duren más. Mientras que las dosis altas de THC producen una fuerte relajación física y, a veces, incluso efectos pseudopsicodélicos, las dosis bajas pueden resultar más edificantes, creativas y sociales. Si estos son los efectos que buscas, prueba la microdosificación. ¡Tu bolsillo te lo agradecerá!


6. Raciona tu mota

Este es, sin duda, el consejo menos popular de la lista. Pero en situaciones desesperadas se suelen tomar medidas drásticas, así que, si de verdad buscas la forma más barata de fumar marihuana, este es probablemente el mejor consejo que vas a encontrar; raciona tu cannabis en dosis individuales y, si es necesario, mézclalo con otras hierbas en tus porros o bongazos. Te sugerimos combinarla con lavanda, hierbabuena o manzanilla.



7. Utiliza sabanas de calidad

Hay muchísimas marcas y tipos de sabanas en el mercado, y a primera vista, todas parecen iguales. Sin embargo, los papeles de calidad ofrecen una ventaja importante en comparación con los más baratos: suelen arder más despacio, e incluso apagarse por completo cuando paras de fumar un rato. Despídete de malgastar varios gramos de hierba porque tus porros no se extinguen cuando los dejas en el cenicero.



8. Grindea tu hierba como un pro

¿Seguro que quieres fumar de una manera más económica? Entonces es hora de deshacerte de tus tijeras o grinder barato y cambiarlos por un grinder de calidad con 4 cámaras. Aunque estos dispositivos trituran la hierba como un grinder normal, llevan un compartimento especial para recoger el kief, es decir, los tricomas que se desprenden de la hierba cuando la desmenuzas. Cuando se te acaben los cogollos, abre la cámara del kief y fúmatelo (solo o con otras hierbas) para experimentar un trip instantáneo.



9. Usa una bandeja para ponchar

Las bandejas para ponchar son imprescindibles para los fumadores que no quieren desperdiciar su marihuana. Cada vez que ponchas un porro o un blunt, es muy fácil que se te escape algo de hierba. Esto se soluciona con una bandeja para ponchar, ya que atrapará cualquier resto que te dejes caer, para que puedas recogerla y añadirla al porro o guardarla para la próxima fumada.



10. Aprende a fumar correctamente

Aunque exhalar grandes nubes de humo puede resultar divertido, no es para nada eficiente. Si quieres estirar tus provisiones, prueba los siguientes consejos de protocolo cannábico:

  • Da tanquesitos más pequeños para evitar toser.

  • Presta atención a cómo te sientes mientras fumas. Intenta conocer tu límite/punto ideal.

  • Evita aguantar el humo en los pulmones durante mucho tiempo. No te colocará más, solo aumentará las probabilidades de que tosas.

  • No inhales mientras enciendes la hierba, ¡salvo que quieras echar los pulmones por la boca!

  • Plantéate invertir en un vaporizador o un buen bong


11. Guarda el porro para luego

Gracias a la potencia de las variedades modernas, muy pocos fumadores sienten la necesidad de acabarse un porro de una sola vez. Si quieres fumar de forma más económica, aprende a bajar el ritmo y reserva un poco para más tarde.


12. Reserva tus fumadas para ocasiones especiales

La marihuana es una planta antigua que ha desempeñado un papel muy importante en las prácticas espirituales durante muchos siglos. Aunque es posible que no consumas cannabis como lo hacían nuestros antepasados hace miles de años (¡o tal vez sí!), sigue siendo buena idea reservarlo para una ocasión adecuada. Ya sea por las tardes-noches después del trabajo o por las mañanas para empezar el día con actitud positiva. Independientemente del momento que elijas, ten en cuenta lo que estás consumiendo y trata todas tus fumadas como si fueran ocasiones especiales. Esto te ayudará a extender la duración de tu hierba.



13. Considera comprar/preparar comestibles

Por último, pero no por ello menos importante, otra forma de extender la duración de la marihuana son los comestibles. Estos productos ofrecen un efecto más intenso, prolongado y único. Si te has acostumbrado al trip del cannabis fumado, los comestibles te sorprenderán con una experiencia novedosa y potente. Y gracias a esta potencia, se pueden consumir en dosis muy pequeñas, lo que te ayudará a estirar tus provisiones de hierba.

232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page