top of page

Como ocultar tus plantas de mota al aire libre

La marihuana tiene un aspecto y un olor muy característicos, lo que puede ser un problema para quienes la cultivan donde aún es ilegal. Por suerte, hay algunas medidas que puedes tomar para ocultar tus plantas de marihuana al aire libre. Según dónde vivas, y quiénes vivan a tu alrededor, tal vez puedas cultivar marihuana en tu jardín tranquilamente, o puede que tengas que hacerlo a escondidas.

Si perteneces a esta última categoría, este post es para ti. Aquí veremos varios métodos para camuflar las plantas de marihuana en tu jardín, balcón o invernadero, para ayudarte a cultivar cannabis de forma discreta y segura.


Cómo ocultar tus plantas al aire libre

Si cultivas marihuana en el exterior, es bastante probable que las plantas queden a la vista de los demás. Según el espacio que tengas disponible, tienes dos opciones: esconder las plantas en algún lugar para que queden totalmente ocultas, o camuflarlas para que, aunque estén a la vista, la gente no se dé cuenta de lo que son.

A continuación te ofrecemos algunas ideas para crear un cultivo discreto al aire libre, y de este modo proteger a tus plantas, ¡y a ti también!


Camufla tu marihuana en el jardín

Una de las formas más fáciles de camuflar tus plantas de marihuana es simplemente plantando cultivos asociados a su alrededor. Esto no solo ayudará a ocultarlas, sino que algunos cultivos asociados pueden atraer a insectos beneficiosos a tu jardín, ¡que pueden ayudar a controlar las plagas!

Puedes poner plantas con un aspecto similar a la marihuana, o simplemente poner suficientes plantas para ocultar el cannabis y que no quede a la vista.

Otros posibles cultivos asociados son:

  • Tomates

  • Ortigas

  • Altramuces

  • Orgullo de Madeira

  • Zumaque de Virginia


Elige un lugar escondido

Otra opción para proteger tu cultivo es elegir un lugar donde ya haya mucha vegetación. Así podrás cultivar en macetas y esconder tu marihuana detrás o entre otras plantas. Además, debes tener en cuenta la perspectiva desde la que verán tu jardín los vecinos o transeúntes; un lugar que te parezca oculto desde la ventana de tu cocina podría ser muy visible desde la calle.

Pero, si eliges un lugar con mucha vegetación para ocultar tus plantas, asegúrate de que sea apropiado para cultivar marihuana; concretamente, ¿recibe al menos 8 horas de luz solar directa al día? Si no es así, tu cultivo clandestino podría ser bastante improductivo.


Ten cuidado a quién le cuentas tu secreto

Puede que sea tentador contarle a tus amigos, y quizá a tus familiares, que plantas marihuana. Y aunque tú sabrás mejor que nadie a quién se lo puedes contar de forma segura, no olvides que a la gente le gusta hablar, ¡y cultivar marihuana sigue siendo un pedo interesante para muchas personas!

Puede que se lo cuentes o se lo enseñes a alguien que no vaya a juzgarte, pero esa persona podría contárselo a alguien que sí lo haga. Si revelas tu secreto, perderás el control sobre él, así que vigila a quién se lo dices.

Y también debes tener mucho cuidado con quién invitas a tu casa. Si por algún motivo tienes albañiles o algún trabajador en casa, evita que se acerquen a tus plantas.


Mantén tus plantas a un tamaño compacto

Una forma fácil para cultivar marihuana de forma discreta es mantener las plantas compactas y arbustivas. Una planta de 2m de altura con una gran cola en la parte superior llamará mucho la atención, y será obvio que se trata de una planta de cannabis. En cambio, una planta de 60cm, similar a un arbusto, pasará desapercibida más fácilmente.

Para conseguir plantas más pequeñas, puedes simplemente usar macetas más pequeñas. Si las raíces no pueden crecer mucho, la planta tampoco lo hará. Utiliza macetas de 3, 5 o 7 litros para que tus plantas no crezcan demasiado.

También puedes aplicar técnicas de entrenamiento como el LST. Esta técnica te permite cultivar plantas más grandes, pero tendrás que doblar las ramas y sujetarlas para que crezcan horizontalmente. Así seguirás obteniendo una gran cosecha, pero las plantas parecerán arbustos, en lugar de árboles.

Si todo lo demás falla y tu planta está ganando mucho tamaño, puedes podar la parte superior. Si eliges esta opción, hazlo cuando la planta esté en fase vegetativa, ya que en caso contrario podrías perder la mayor parte de la cosecha.

Genéticas adecuadas para un cultivo discreto

Por su propia genética, algunas plantas son más altas y olorosas, mientras que otras son más bajas, tupidas y (aunque no son totalmente inodoras) son menos olorosas.

En general, las variedades índica o de dominancia índica son más adecuadas para los cultivos clandestinos, ya que las plantas son más bajas y frondosas. Incluso existen variedades de cannabis peculiares que no parecen marihuana en absoluto, ya que sus hojas tienen formas diferentes a la típica hoja de cannabis. Si cultivar en secreto es absolutamente esencial para ti, estas variedades son una gran opción.


Camufla tus plantas

Puedes llevar las cosas al siguiente nivel disfrazando tus plantas. Compra frutas y flores falsas, y cuélgalas de tus plantas de marihuana para que parezcan algo totalmente diferente; o al menos desde cierta distancia.


Haz un vallado de malla verde

También puedes poner una valla de malla verde alrededor de tus plantas. Esto evitará que sean visibles desde el exterior, pero no impedirá la entrada de luz.

Pero ten en cuenta que, según cómo lo hagas, podría parecer sospechoso. Si hay mucha vida en tu jardín, un vallado de malla verde no desentonará mucho; pero si tu jardín está prácticamente vacío, podría parecer extraño que una parte quede oculta de repente, ¡especialmente si empieza a oler a marihuana!



Disimula el olor

La marihuana es muy olorosa y tiene un olor muy reconocible. Y no hay mucho que puedas hacer para disimularlo, sobre todo si cultivas en exterior.

Una forma de ocultar ligeramente el olor es cultivar otras plantas aromáticas junto al cannabis. Pero si cultivas una variedad de marihuana muy olorosa, esto no será suficiente.

Por tanto, lo mejor es elegir plantas de marihuana poco olorosas. Esto, sumado a la distancia, serán tus mejores aliados para disimular el olor del cannabis. Cuanto más lejos puedas tener tus plantas de los demás, ¡mejor!


Mantén la discreción

Si te comportas de forma extraña, podrías llamar la atención. Recuerda que la jardinería y horticultura no tienen nada de extraño. Salir al jardín con herramientas de jardinería, abono y una regadera no es una actividad sospechosa de por sí. Por tanto, cuando tengas que hacer tareas normales (como regar), actúa con normalidad; si alguien te viera yendo a hurtadillas a un rincón de tu jardín, levantarías sospechas.

Pero es importante que cuidar la discreción en todo lo relacionado específicamente con el cultivo de marihuana. Por ejemplo, no dejes el “fertilizante para cannabis” a la vista de todos. Y si tienes que deshacerte de los restos de tus plantas, evita dejar a la vista las inconfundibles hojas de cannabis de cinco dedos.

Por último, hazte amigo de tus vecinos. Así, sospecharán menos de ti, e incluso si descubren tu secreto, puede que no digan nada. Además, ¡entablar amistad con la gente que te rodea ya vale la pena por sí solo!


Cómo ocultar la marihuana en tu balcón

Si vives en la ciudad y no tienes jardín, tal vez te estés preguntando cómo esconder tu cultivo de marihuana en un balcón.

Algunos balcones ya están bastante escondidos, por lo que solo tendrás que preocuparte por el olor. Si este es tu caso, sigue la información de los apartados anteriores.

Pero si no es tu caso, hay otros factores a tener en cuenta. En primer lugar, los balcones situados a mayor altura suelen ser tener más privacidad. Si tu balcón no está a gran altura, puedes tomar algunas medidas para disimular tu cultivo. Para empezar, puedes plantar cultivos asociados alrededor de tus plantas.

También puedes poner maceteros a lo largo del borde del balcón para crear una barrera. Así, cuando la gente mire hacia tu balcón, lo que verá será esta barrera de plantas; y si tienes una o dos plantas de marihuana pequeñas escondidas tras esta barrera, probablemente pasarán desapercibidas.

También debes pensar desde dónde es más visible tu balcón, y tenerlo en cuenta. Lo más probable es que quienes vivan en pisos más altos al otro lado de la calle podrán ver más fácilmente tus plantas.


Cómo ocultar tus plantas en un invernadero

Los invernaderos son excelentes para cultivar marihuana. Ofrecen la protección y el control del cultivo interior, junto con las ventajas del cultivo exterior (en concreto, la luz del sol).

Además de estas ventajas, los invernaderos también son geniales para mantener ocultas las plantas de cannabis. Muchos invernaderos tienen paredes translúcidas, que difuminan el interior. Y si tu invernadero no es translúcido, puedes usar mallas o cultivos asociados para ocultar tus plantas.


Un invernadero que solo contenga marihuana será mucho más obvio que un invernadero que tenga diversas plantas. Si tu marihuana está rodeada de muchas especies diferentes, pasará desapercibida.

Una gran ventaja de los invernaderos es que se puede aprovechar la luz natural, pero algunas personas lo complementan con luces artificiales. Aunque no es un delator absoluto, si tu invernadero empieza a emitir luz por la noche, la gente podría preguntarse qué estás cultivando. Así que, si es posible, utiliza únicamente la luz natural del sol.

Por último, otra ventaja de los invernaderos es que puedes instalar un filtro de carbono, que eliminará gran parte del olor de las plantas. Esto significa que podrás cultivar prácticamente cualquier variedad que desees sin preocuparte de que el olor llame la atención de los vecinos.


Monta un búnker subterráneo o transforma un cobertizo

Por último, puedes convertir un cobertizo, ¡o puedes incluso construir un búnker o invernadero subterráneo!

Todas estas opciones servirán para esconder tus plantas de la vista y controlar el olor, y también ofrecen otras ventajas, como el control de las plagas o de los factores ambientales.

Un cobertizo reconvertido actuará como un cultivo interior, al igual que un búnker subterráneo. Pero un invernadero subterráneo es un poco diferente. Consiste en cavar un agujero donde crecerán las plantas, y cubrir la parte superior con vidrio. De este modo puede entrar la luz del sol, pero quienes no tengan acceso al invernadero no podrán ver lo que hay en su interior (a no ser que estén directamente encima).

¡Cultiva en interior!

Por último, si realmente necesitas mantener ocultas tus plantas y no puedes construir un búnker (pocos pueden hacerlo), considera la opción de plantar en interior. Un armario de cultivo con luces LED y un filtro de carbono harán que tus plantas sean prácticamente imposibles de detectar, a menos que alguien entre en tu casa y cotillee.


Cómo cultivar marihuana de forma discreta: trabaja con lo que tienes

Ocultar tus plantas de marihuana es cuestión de ver qué tienes disponible y trabajar con ello. Si tienes un invernadero, ¡genial! Si no, ¿qué puedes hacer? ¿Plantar cultivos asociados? ¿O hay algún rincón de tu jardín que ya sea bastante frondoso, donde una o dos plantas de cannabis no llamarían mucho la atención?

Si ninguna de estas opciones funciona, puedes plantar en interior en un armario. Y lo más importante, ¡actúa de forma segura! Considera si el riesgo vale la pena y actúa en consecuencia.

79 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page